Autocuidado: El mejor regalo para el Día de las Madres

No importa si eres una mujer con o sin hijos, o si eres un hombre, muchos estarán de acuerdo con que ser madre es uno de los roles más complejos del ser humano. Ya sea porque muchas llevaron a sus hijos en sus cuerpos, por la naturaleza de ser mujer o por la forma en que la sociedad impone ciertas características, es común que las madres dejen a un lado lo que sea por atender las necesidades de sus hijos.

Aun cuando nazca de lo más profundo del amor y el servicio, atender a los demás no debe representar el abandono del propio ser. Por eso, en este Día de las Madres que se aproxima (y en todos los días del año), el mejor regalo que una madre puede hacerse a sí misma es el autocuidado. Y, cuando esta por alguna razón no puede llevarlo a cabo por sí misma, sus allegados pueden motivarla y crear el ambiente idóneo para promoverlo.

El autocuidado suena como algo complejo y agotador, pero es mucho más simple y factible de lo que tal vez piensas. Aplícalo desde hoy, y es muy probable que verás futuros cambios positivos en ti.

FORMAS DE AUTOCUIDADO

Ten una rutina saludable de sueño – Cuida lo que comes y bebes, pues esto influye en tu sueño. Sin una buena rutina de sueño, los niveles de estrés se pueden disparar.

Cuida la tripa – Un intestino infeliz puede causar que una persona se sienta infeliz. Ingiere alimentos que tengan efectos positivos en las bacterias de tu estómago.

Ejercítate – El cuerpo está hecho para moverse. Cuando no se mueve, la mente domina. Escoge una rutina que se integre a ti, y hazla parte de tu diario vivir.

Come bien – No lo hagas solo para verte bien, sino para estar bien. Escoge alimentos que le den salud a tus órganos para que puedas evitar el desarrollo de ciertas enfermedades futuras.

Aprende a decir “no”- Suena fácil, pero a veces no lo es, sobre todo cuando se trata de decirles que no a familiares y amigos. Sin embargo, en momentos cargados, decir que sí puede causar agotamiento, estrés, malhumor y ansiedad.

Organízate – Los pequeños cambios, como tener una agenda o un calendario, pueden ser el comienzo de nuevos hábitos saludables.

Sal – A pasear y al exterior. Salir de la rutina para distraerte, mimarte o estar en conexión con la naturaleza debe ser parte importante y constante de tu autocuidado.

Lee – Los libros de autoayuda y autoconocimiento son poderosos y herramientas muy útiles que te podrían ayudar a caminar fuerte por el trayecto hacia el cuidado de tu ser.

Saca tiempo para ti – Haz más de lo que te hace feliz. El tiempo extra jamás llegará a ti. Tienes que buscarlo y hacerlo tuyo. Atesórate.

Si practicar yoga es algo que llena tu alma, saca tiempo para hacerlo más a menudo como parte de tu rutina de autocuidado. Conoce las alternativas de clases que ofrece Sadhana Healing Arts, visitando www.sadhanapr.com. Namaste


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *